La palabra es clic

¡La palabra es Clic!

Con las nuevas tecnologías y principalmente Internet vienen muchas soluciones a problemas pero también surgen nuevos problemas propios de las mismas tecnologías. Entre ellos la adaptación del idioma a nuevos términos antes desconocidos.

En el caso de términos utilizados generalmente en informática, que provienen originalmente del inglés es normal que se hayan adaptado al castellano lo cual nos lleva al primer punto. La palabra de nuestro idioma es de hecho castellano y no español si bien la Real Academia Española termina refiriéndose a este último para el mismo efecto, en dicho caso hoy ya es correcto utilizarlo. La Real Academia Española es siempre la palabra final si no está seguro sobre un cierto término. En algunos casos sin embargo es difícil encontrar una palabra oficial, si bien la RAE se va actualizando en cuanto a sus términos aprobados, en muchos casos nuestra lengua, sobre todo en informática está repleta de errores.

La diferencia es mucho más notable para Latino América, donde se adoptan más palabras derivadas directamente del inglés como “computadora” para referirse a lo que en España conocen como “ordenador”. Esto crea un conflicto entre sistemas de software o interfaces dado que decir “ordenador” es completamente desconocido fuera del continente iberoamericano mientras que los de castilla aborrecen el término computadora.

Las diferencias en Latino América de hecho son más notables dado que algunos países adoptan un término y otros otro como en el caso de pulsar para referirse a la acción de presionar con el cursor un enlace, mientras otros se refieren como pinchar y otros simplemente con la aberración de clicke, de hecho hasta el mismo término enlace correctamente seria hipervínculo aunque otros lo conocen del inglés como link. Todo un desastre…

En algunos casos sencillamente no hay términos aprobados por la RAE para reemplazar una palabra de forma efectiva en cuanto a longitud de caracteres como en el caso de “unsubscribe” del inglés que es el antónimo de suscribirse que si existe como palabra en nuestro idioma. Utilizar entonces desuscribirse sencillamente está mal y algunos prefieren ir por lo correcto como “Darse de baja” o incluso aberraciones como desinscribirse que increíblemente en algunos países Latino Americanos es utilizado hasta por universidades y formularios bancarios como si de una mala broma se tratase.

El motivo de intentar encontrar un reemplazo efectivo muchas veces se debe a diseños de interfaz donde algo como “Darse de baja” no sería efectivo en un pequeño botón como lo es “unsusbcribe”. Todo esto sin tomar en cuenta el estilo como “Tú debes pulsar aquí” o “Debes pulsar aquí”, “Pulsa aquí” o “Pulse aquí”.

El caso más ejemplar y probablemente más utilizado de forma incorrecta por supuesto es la palabra del inglés “click” que se refiere a la popular acción de presionar el botoncito del ratón que hace efecto con un sonido igual al nombre de la mencionada palabra. En español o castellano de Castilla que al fin y al cabo es de donde proviene nuestro idioma es “clic”. Al menos así lo dice el señor diccionario de la Real Academia Española.

¡Así es! No Click. Sino Clic. Sin la K. Click es inglés. Clic es castellano.

Casualmente los sitios web y softwares diseñados en España de hecho no cometen este tonto y burlón error e utilizan la palabra de forma correcta como se debe. Comprendemos que muchos cometan el error en el pasado pero hoy en día donde Don Google nos dice todo y resolver dudas solo toma un instante, es realmente impresionante qué mucha gente no tenga 30 segundos para ingresar al sitio de la RAE para verificar previamente lo que escriben.

Todos cometemos errores, claro, pero no hablamos de los típicos errores donde se nos pasó una letra o la composición de la frase es incorrecta, hablamos aquí de empresas que utilizan dicha palabra hasta en publicidades televisas incorrectamente. Hay empresas de tecnología que utilizan la palabra “Click” en países de habla hispana o lo tienen imprimido en folletos o hasta en sus logotipos oficiales de marca. Uno puede cometer un error, pero cuando un sitio dice al usuario “Haz click aquí” o “haga click” 100 veces en la misma página uno podría poner a pensarse si la persona que escribió dicha página no nos estará gastando una broma de mal gusto.

Esto de hecho es casi imperdonable donde ingresar a un sitio toma 20 segundos y donde hasta correctores como Microsoft Word detectan la palabra correcta.

CLIC. La palabra es Clic señores. Espero que quede claro y la próxima vez que lea la misma palabra con K al final en su sitio web al menos podrá saber que se trata de una aberración del idioma. Al menos hasta que la RAE así lo decida, pero para desgracia de muchos, esta no es una palabra nueva que deban agregar como una nueva terminología dado que CLIC ya existe oficialmente, por lo tanto no será reemplazada por otra palabra. Clic está aquí para quedarse y nunca CLICK será correcto en nuestro idioma a menos que desee persistir en su error de forma eterna.

Y para ahorrarle el problema le indicamos el significado directo según el diccionario oficial de la RAE:

clic

1. onomat. U. para reproducir ciertos sonidos, como el que se produce al apretar el gatillo de un arma, pulsar un interruptor, etc. U. t. c. s. m.

2. m. Pulsación que se hace en alguno de los botones del ratón de un ordenador.

 

Clic. Clic. Clic. Solo un clic le toma dejar su comentario aquí e indicarnos lo que piensa. El idioma se lo agradecerá pero mucho más agradecidos estaremos si comparte este artículo con alguien que todavía no ha salido de su error. Ayúdenos a corregir este problema en Internet o de lo contrario terminaremos hablando Spanglish en la web en nuestro idioma.

Comentarios

comments powered by Disqus